DeFi, organizaciones Teal y una semana laboral de 4 días

DeFi, organizaciones Teal y una semana laboral de 4 días

Un horario de 9 a 5, de lunes a viernes; la semana laboral de 40 horas y 5 días es el estándar aceptado en el mundo moderno. La misma está tan arraigada en nuestra cultura que frases como “Gracias a Dios es viernes”, “Vivo para el fin de semana” y la famosa canción de Dolly Parton, “9 to 5”, resumen prácticamente todo lo que se relaciona a la semana laboral. Curiosamente, esto que parece haber estado tallado en piedra durante milenios, ¡solo se hizo realidad en 1926! Antes de esto, las semanas laborales de 80 a 100 horas no eran algo poco común. Sin embargo, fue Henry Ford quien popularizó el concepto de una semana laboral de 40 horas una vez que investigó y descubrió los beneficios, especialmente en lo que respecta al aumento de la productividad. La tecnología ha avanzado tanto en el último siglo que ahora somos capaces de hacer mucho más de lo que podíamos antes. No obstante, el mero concepto de trabajar cuatro días a la semana causa revuelo entre los líderes empresariales y de la industria. ¿Trabajar menos y cobrar lo mismo? ¡Disparates! En este artículo, analizaré si a través del uso de la tecnología y aprovechando el poder de la blockchain, DeFi y las organizaciones Teal, la propuesta de la semana laboral de 4 días podría dar el salto de concepto a realidad.

Una explosión del pasado y un salto hacia el futuro

DeFi, organizaciones Teal y una semana laboral de 4 días

¿Recuerda cómo antes prácticamente todo dependía del servicio postal? Si uno se perdía la hora límite, un día entero se iba por la alcantarilla. Esperando una respuesta, luchando por el envío de cosas antes de la hora de recogida, ¿y si hubiera una huelga? Bueno, todo eso podría resultar en una semana entera completamente borrada. Cuando observamos los dispositivos que tenemos ahora, parece casi inimaginable que solo pudiéramos enviar SMS y hacer llamadas desde un dispositivo, teniendo que llevar otro si queríamos escuchar música (reproductor de CD y luego iPod) y, la idea de wifi, bueno, estábamos obligados a escuchar sonidos horribles mientras nos conectábamos a un muy limitado (y muy lento) Internet. Las cosas realmente avanzaron a velocidades vertiginosas reduciendo el tiempo perdido, mejorando la eficiencia y permitiéndonos alcanzar nuevas alturas.

Una nueva tendencia que está causando sensación por todo el mundo son las Organizaciones Teal. En esencia, las Organizaciones Teal funcionan puramente sobre la base de la autogestión, la integridad y un profundo sentido de propósito de los trabajadores. Sí, puede sonar como una fantasía de “fin del arcoíris”, pero en realidad se reduce a dar fin a las jerarquías de gestión tradicionales, permitiendo que los trabajadores realicen tareas de acuerdo con su ritmo, centrándose en asignaciones que reflejen sus habilidades y que, en última instancia, les permita a todos ver el negocio como un organismo vivo y no como un monstruo sin rostro que consume a un empleado tras otro. Más aún, la jerarquía y los tratos tras bambalinas son prácticamente expulsados de las organizaciones Teal. La transparencia es el lema del día y, con ella, se están dando pasos revolucionarios que nos llevarán al futuro de nuestra forma de trabajar.

El hermano mayor lo observa

DeFi, organizaciones Teal y una semana laboral de 4 días

La idea de transparencia puede dejar a algunos sintiendo un cierto nivel de incomodidad. Después de todo, la idea de su vida, la forma en que trabaja, lo que ha hecho y el estar abierto al escrutinio frente a sus colegas no es exactamente la imagen que evoca un “profundo sentido de propósito”. Pero no se preocupe, esto no es Game of Thrones y usted no es Cersei Lannister andando por las calles con alguien tocando una campana y gritando “vergüenza”. Entonces, solo retrocedamos un paso. El ser humano es competitivo por naturaleza. Si no somos competitivos, al menos podemos estar de acuerdo en que somos seres curiosos. Ver cómo les va a nuestros colegas y lo que han logrado en su jornada laboral puede actuar como un gran punto de referencia para lo que estamos haciendo. Podemos comprender lo que sucede en la empresa, quién hace qué y si nos mantenemos al día o nos estamos retrasando. Además, el concepto de transparencia en las Organizaciones Teal brinda a los trabajadores la libertad de expresar sus opiniones o inquietudes. El miedo ya no penderá sobre las cabezas de los trabajadores como la Espada de Damocles. La irritación y la frustración también se pueden anular en gran medida. Por ejemplo, si su jefe llega tarde a una reunión, sosteniendo un Starbucks, todos lo notan, pero ¿quién se atrevería a protestar? ¿Quizás alguien debería decir algo? Las Organizaciones Teal dan voz a todos. ¿Cree que merece un ascenso? Pídalo. Expóngalo a sus colegas y vea lo que piensan. Es libre de dar comentarios constructivos y también de recibirlos, así se eliminan las conversaciones incómodas, los silencios inquietantes y las miradas tensas y todos se enfocan en mejorar. Realmente es el sueño de un socialista. Ya sea que esté en la parte baja del cúmulo o en la parte superior, todos deben ingresar al lugar de trabajo como profesionales.

Claridad y desbloqueo del potencial: las DAO son el modo de conseguirlo 

DeFi, organizaciones Teal y una semana laboral de 4 días

Esto me transporta de manera fluida al futuro de cómo hacemos los negocios. No, no se trata de un intento de tapar una idea que está para dentro de unos años. Esta tecnología ya existe y ha comenzado a tener un gran impacto donde cuenta: en la conducción de negocios. Las Organizaciones Autónomas Descentralizadas (o DAO) llevan la transparencia al máximo. Piense en las DAO como una conversación grupal con una cuenta bancaria anexa. Imagine un grupo de personas de ideas afines que quieren montar un negocio. Inmediatamente se enfrentarán a interminables negociaciones, a la presentación y ratificación de documentos… ya nos hacemos una idea. No hay que hacer un gran esfuerzo de imaginación para comprender los sinsabores de la fundación de una empresa. Además, el elemento subyacente que realmente ahoga el desarrollo empresarial es la desconfianza. Estamos programados automáticamente para ser escépticos, por lo que comprobarlo todo dos veces (quizá incluso tres) pronto puede suponer un gasto de tiempo y dinero, algo que no augura nada bueno para una startup en ciernes, llena de energía y entusiasmo. La confianza es el elemento que las DAO pretenden garantizar. Fundados en la tecnología blockchain, los participantes pueden comprar criptotokens, que conllevan ciertos derechos y responsabilidades, los objetivos de la empresa se especifican en un documento técnico (white paper) y cualquier decisión se toma en un quórum. Todo es transparente, cada persona tiene voz y, como la organización trabaja en la blockchain, la seguridad nunca fue tan alta. No es de extrañar que se espere un auge de las DAO en los próximos años.

La semana de 4 días

DeFi, organizaciones Teal y una semana laboral de 4 días

Finalmente, llegamos a la gran incógnita: ¿realmente podemos reducir la semana laboral a cuatro días? Se estuvo coqueteando con la idea desde hace un tiempo. Al igual que con todas las empresas, la pandemia del Covid envió ondas de choque por todo el mundo laboral y cambió drásticamente no solo la forma en que pensamos sobre el trabajo, sino también la forma en que cooperamos y funcionamos. Trabajar desde casa no nos convirtió a todos en holgazanes. Según Forbes, “las empresas están notando una disminución en los costos operativos y un aumento en las ganancias comerciales”. Como resultado, las reuniones en línea, el trabajo flexible y los puestos híbridos se han quedado con muchas empresas tras regresar a la normalidad y la tendencia continuará por este rumbo. Entonces, ¿estamos listos para el próximo gran paso? Después de todo, tenemos la tecnología a nuestra disposición, ¿realmente solo se trata de esperar la luz verde de la empresa? Suecia probó la semana laboral de cuatro días en 2015. Si bien el experimento reportó resultados positivos, enfrentó críticas, incluso provenientes de partidos de izquierda y muchas empresas se mostraron reacias a gastar dinero en el proyecto. A pesar del éxito, el esquema no se repitió. El concepto de semana laboral de cuatro días es popular en toda Europa; Alemania informa que el 71% de los trabajadores está a favor de la opción de trabajar solo cuatro días a la semana.  Sin embargo, la incertidumbre y las dudas continúan plagando la idea y existen preocupaciones sobre su “factibilidad”.

Esto nos lleva al Reino Unido y a su prueba actual de cuatro días. Siendo muy popular entre la población, el 80% preferiría una semana laboral de cuatro días. Con la Primera Ministra recién nombrada con ganas de entrar en el mundo de las criptomonedas, el Reino Unido realmente podría avanzar con la idea de una semana laboral de cuatro días, especialmente en el contexto del desarrollo de la tecnología blockchain.

Para concluir, si analizamos los beneficios de los patrones de trabajo flexibles, atraer y retener profesionales talentosos, menos agotamiento y, en general, personal más feliz, queda claro que ese patrón va de la mano con las organizaciones Teal y el sector DeFi. Obviamente, siempre existirán industrias que requieran mantenimiento las 24 horas del día y tales modelos no resultarían adecuados. Sin embargo, la gran mayoría de las industrias podrán beneficiarse de dichas estructuras. Después de todo, el objetivo es nutrir y desarrollar un negocio que no solo brinde resultados sino que haga despegar a la empresa dentro de su industria. Tales conceptos e ideas vanguardistas no solo quitan las telarañas de los grilletes del lugar de trabajo tradicional, sino que las hacen explotar por los aires. Además, teniendo tanta libertad e innovación, ¿qué podría no gustarnos? Amigos míos, el futuro está aquí en todo su esplendor y está basado en la blockchain.

Read more articles by Toby Raynsford:

Are you cool writer and want to join our crypto movement? Write a little about yourself, maybe you will become a new author of CoinsPaid Media Columns!

Read more articles by other columnists